Bosque de la Herrería

Valora este artículo
(2 votos)

                   

El Recoveco recomienda para este fin de semana un paseo por el Bosque de la Herrería, en San Lorenzo de El Escorial. A tan solo veinte minutos del Colegio y con un recorrido apto para todas las edades, se puede disfrutar del esplendor de los bosques de la zona en estos últimos días de otoño. 

Se puede aparcar el coche junto a la Ermita de Gracia, situada en la entrada de la carretera que va hacia la silla de Felipe II, y seguir el itinerario del GR (marcas rojas y blancas) que discurre a la izquierda de la zona recreativa. El camino asciende bruscamente por un denso bosque de Rebollos (Quercus pyrenaica) hasta llegar, unos diez minutos después, a la famosa silla. Es muy recomendable la vista desde allí, pero más aun seguir el GR unos 200 metros más y subir los escalones que salen a la izquierda para llegar a las inmediaciones de la Quinta del Sordo, donde las vistas son soberbias a pesar de ser menos conocidas: en primer término El Monasterio,  a su espalda Abantos y una amplia panorámica de las cumbres de la Sierra de Guadarrama; hacia el sur, la vista supera la ciudad de Madrid con las inconfundibles cuatro torres en el "skyline". 

 

Las densas masas de Rebollos, con los matices cromáticos de sus hojas marcescentes, tapizan las laderas hacia el Collado de Entrecabezas, una buena opción para los más andarines y los que deseen llegar a Las Machotas en aproximadamente una hora. 

Pero como la recomendación es para todos los públicos, se puede retroceder hasta la silla para seguir la senda botánica interpretativa, asfaltada y por tanto accesible incluso con cochecitos de bebés.

La cueva del Oso, los miradores y fuentes, se suceden hasta llegar, en unos quince minutos, a la tímida masa de castaños (Castanea sativa) de la zona más umbría. Aunque la semana pasada apenas quedaban hojas en estos árboles, ni castañas en el suelo, quién sabe si andaban escondidas esperando a los alumnos de Rosales.

A partir de aquí, se puede desandar el camino, pero aún mejor es descender por el sendero que sale junto a la valla de piedra de la finca privada y que lleva directamente hasta las inmediaciones de la ermita. 

         

 

Modificado por última vez en Martes, 24 Marzo 2015 08:36

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para mejorar esta página y su experiencia de usuario. Al continuar navegando, Ud. acepta el uso de las mismas. Para más información acerca de las cookies de este sitio vea nuestra información legal.